Protocolo anti bullying de la EEA

En uno de los consejos de educación en los que se ha tratado el tema de la convivencia, y ya han sido muchos, la AMPA propuso la implementación del Programa  KiVa. El director de primaria respondió que no lo creía necesario puesto que la escuela ya  cuenta con un protocolo de actuación frente a los casos de acoso y nos invitó a conocerlo.

Varias madres hicimos lo que nos habían sugerido puesto que, hasta ese momento no sabíamos de la existencia de tal protocolo.

Una vez analizado el documento pensamos que tiene cosas  rescatables que pueden servir para intervenir de manera inmediata ante casos de acoso pero que carece absolutamente de medidas concretas para prevenir que estos casos ocurran.

Tampoco queda claro en esta propuesta en qué situaciones se debe poner en práctica, quién lo decide, quién se encarga, cómo se controla, cómo se evalúa, cómo se hace el seguimiento. Desde de nuestro punto de vista es un documento muy incompleto que  no sirve para prevenir. No es un programa de prevención como pueden serlo el KiVa o el plan PREVI.

El objetivo debería ser no tener que llegar a aplicar nunca este protocolo.